LOS BARBAROS DEL NORTE ATACAN LEKEITIO

Todos conocemos lo que ha ocurrido el último fin de semana en Lekeitio.
Bandas de jóvenes se han dedicado sencillamente a destruir Lekeitio. Así sin más. Porque así estaba decidido por alguien/ algunos de que ese día había que armarla en Lekeitio.
Para los que quieren hacer sencillamente daño cualquier excusa puede ser valida.
El resultado esta ahí: sufrimiento, desolación y una profunda indefensión por la gran mayoría de habitantes de Lekeitio que, como todos sabemos en verano , incrementa sustancialmente su población.
La ciudadanía asiste atónita a esta salvaje y condenable modo de comportarse por hijos de este pueblo cuyo objetivo es la destrucción por la destrucción.
Todos los partidos han condenado ese salvaje comportamiento de los nuevos bárbaros del Norte.
No voy a decir porque no tengo pruebas que han sido inspirados de tal o cual instancia política de la izquierda radical vasca.
Pero no estaría de más que esa gente, si alguna vez quieren que su proyecto sea medianamente creíble condenen estas actuaciones que todos conocemos cómo nacen y cuyos autores se sienten amparados moralmente por la izquierda radical vasca que guarda miserablemente un silencio cómplice.
La izquierda radical vasca debe condenar y desautorizar estos hechos porque lo demás sólo llegaremos a la conclusión que su objetivo es la agitación por la agitación y lanzar a jóvenes frente a las barricadas sin saber, o sabiendo, que les están conduciendo hacia una precipicio y posiblemente hacia un punto de difícil retorno.
La época de la acción- represión y más acción ya paso hace tiempo y la sociedad vasca está harta de que nos les dejen celebrar y disfrutar sus fiestas patronales. La sociedad vasca está harta de que se destruya el patrimonio de los vascos que luego debemos pagar entre todos.
Pero eso no lo deben pensar los que por cálculo político no condenan ese tipo de salvajadas.
Mientras tanto los afectados tratarán de buscar solución a los desperfectos realizados en sus inmuebles, en su coche, etc porque la vida debe seguir adelante. Evidentemente bastante más preocupados al comprobar que en nuestra sociedad puede haber gente a hacer sencillamente daño.
Confiemos que pronto caiga sobre ellos todo el peso de la ley, paguen por todo el daño que han hecho y queden señalados como los bárbaros que atacaron Lekeitio.
A la gente de bien de Lekeitio ( la inmensa mayoría) , a su Ayuntamiento, animo eta Lepoan hartu ta segi aurrera.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: