AHORA NO ES DELITO

Personas con más conocimientos  que yo desarrollarán su argumentación sobre lo los vericuetos jurídicos de lo que se ha venido en llamar el caso Ibarretxe.

Es decir la judicialización  del intento del entones Lendakari de trabajar en buscar fórmulas de paz para nuestro atribulado pueblo. No estaba sólo en este caso, sino que la barrera legal antiterrorista que el  Estado Español había levantado con la Ley de Partidos había llevado ante la justicia con el Lendakari Ibarretxe  a representantes del PSE y de la autodenominada izquierda radical abertzale.

Como todos sabemos en aquella fechas cada uno por su lado intentaron buscar vías de paz y entendimiento pero la legislación permitía que cualquier ciudadano/a podría erigirse en acusación particular y llevar ante los tribunales a cualquier ciudadano/a por el mero echo  de entender que podría haber incumplido la ley.

Curiosamente esa ley aprobada por el PP y PSOE.

Ahora ya todo ha pasado pero todo este tema del encausamiento  del Lendakari entiendo que ha cumplido su función y ha servido un poco más para mover el sillón al nacionalismo democrático vasco en Ajuria Enea.

Ahora el Tribunal supremo dice que hablar no es delito.

Es decir ahora llegan a una conclusión al que el  noventa y nueve por  ciento  de los ciudadanos/as lo teníamos claro  desde el principio y que el poder judicial ha necesitado un carísimo proceso judicial, sentar a un Lendakari en el banquillo, dar sensación de que su eliminación política era una razón de Estado  y todas las demás barbaridades seudopoliticas que hemos tenido que aguantas contra el Lendakari Ibarretxe.

En definitiva se trataba de crear la agitación necesario para presentar un cambio en esta situación.

Eso se consigue .

 Se lleva al Lendakari Ibarretxe al banquillo ( y el resto de los imputados) y aunque la fiscalía retirara los cargos el Tribunal Supremo del País vasco  y,  si no estoy equivocado,  el entonces presidente del mismo Sr Ruiz Piñero  creyeron advertir  posibles indicios de delito  y el caso llega hasta el  Tribunal Supremo.

Claro ya Ibarretxe no es Lendakari.

Ahora es el Señor Lopez y como decía   el señor Ares la situación social ha cambiado.

Es decir ahora  que no está  Ibarretxe se impone  la cordura judicial  lo que antes se había convertido en una persecución inmisericorde y decían aquello que ni Ibarretxe estaba por  encima de la ley etc , etc.

Ya ahora ya no es delito, pero sería así si Ibarretxe continuara siendo Lendakari?. Es la duda que me asalta.

Y ahora quién  paga los daños por ese proceso judicial en la honorabilidad de las personas y los gastos ocasionados ?.

El Tribunal supremo ha hablado y ha archivado el caso.

Un caso que nunca se debió haber  iniciado y debe enmarcarse  en aquellas  locura generada y permitida por la legislación que actualmente sigue en vigor la  máxima de que todo lo vasco era  ETA y todo contacto con su entorno ( hasta el infinito?) puede llevar a responsabilidad  penal.

Así se enmarca el caso de Egunkaria y demás actuaciones  que siguen sin resolverse pero han causado un grave daño económico y a la honorabilidad personal.

Desde luego la resolución  del  Tribunal  ,  aunque archiva este caso,  y analiza  el contenido de esta actuación, no me deja muy tranquilo porque deja abierta la posibilidad que cualquier persona o asociación pueda convertirse en  acusación popular pueda volver a las andadas.

Y si no que se pregunte a los imputados en el caso Egunkaria.
Zorionak por esta buena notición y mi reconocimiento a todos las personas que  trabajan a favor de conseguir la paz para Euskadi.

Una respuesta

  1. Este tema ya se veia de largo y lo supuse hasta yo que soy un poco cazurro y duro de mollera.
    Como lo consideraran delito ahora que Francisco ha llegado a Ajuria Enea. que pena le tendrian que imponer, por lo menos la Inhabilitacion para ostentar cargo público. JE JE JE; con todo lo que le ha costado llegar a sentarse en ese sillon.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: