JOSE LUIS BILBAO, DIPUTADO GENERAL DE BIZKAIA – DISCURSO EN FORUM EUROPA

 SITUACIÓN POLÍTICA Y ECONÓMICA. REFLEXIONES Y PROPUESTAS PARA LA SOSTENIBILIDAD DEL GASTO SOCIAL.

 

Jose Luis Bilbao

Diputado General de Bizkaia

Bilbao 30 de noviembre de 2009

 

El año 2009 es un año especial en la historia moderna de este País.

Un año en que la crisis económica ha provocado que seamos más pobres. En lo público y en lo privado. Las caídas del PIB, el aumento del paro y la bajada sin precedentes de la recaudación han sido noticia un día sí y otro también.

 

Este año 2009 el Athletic ha jugado la final de Copa generando riadas de fervor rojiblanco que casi estaban olvidadas.

 

Este año 2009 el PNVen solitario ganó claramente las elecciones autonómicas pero salió del gobierno tras un pacto entre el PSE y el PP que fue reiteradamente negado ante la ciudadanía hasta el momento de cerrarse los colegios electorales. A partir de este momento tomó forma algo inexplicable en la política del reino de España salvo en Euskadi.

 

Una mayoría parlamentaria, formalmente legítima, fruto de la fragmentación de voto en el mundo nacionalista y de la aplicación calculada de la ley de partidos.

 

Se ha formado un nuevo Gobierno Vasco, radicalmente distinto a los anteriores, pero esta sociedad no ha cambiado ni sociológica ni políticamente. Guste o no a algunos, esta sociedad es mayoritariamente nacionalista por mucha mayoría absoluta parlamentaria que pueda concitar de momento el actual gobierno.

 

Un nuevo gobierno que alardea de trabajar por las preocupaciones de la gente y de acabar con los debates identitarios  inútiles, pero que constantemente pretende imponer por doquier la “ normalidad” eliminando la, a su entender, simbología nacionalista y generando crispación social  por donde pasa. Las manifestaciones en relación con el supuesto adoctrinamiento nacionalista en el sistema educativo no son más que la punta del iceberg de los demonios que algunos llevan dentro.

 

Un gobierno que cuenta con un apoyo mediático sin precedentes desde el fin del franquismo donde todos los grandes grupos de comunicación, públicos y privados, han decidido crear en la opinión publicada el oasis vasco al margen de la guerra sin cuartel que existe en la política española.

 

Un gobierno vasco formado en exclusiva por un Partido Socialista que pregonaba la necesidad de políticas y acuerdos transversales, entre diferentes, pero que la noche electoral se quitó sin pudor la careta que había usado en la campaña para cerrar un acuerdo frentista, excluyente y socialmente minoritario.

 

Un gobierno, en definitiva, que iniciaba su andadura sin liderazgo, sin programa, con estrepitosos errores que aún hoy continúan, pero que son minimizados, cuando no silenciados, por el arrope mediático.

 

Quiero recordar que el pasado mes de julio se presentó una iniciativa tendente a poner un poco de orden en un panorama tan desolador.

 

Ante la inacción, la falta de iniciativas y propuestas y, en definitiva, la falta de liderazgo del gobierno vasco socialista, el Partido Nacionalista Vasco hizo una oferta a todas las fuerzas políticas para lograr un acuerdo de estabilidad institucional con el que poder hacer frente de la forma más adecuada y rigurosa al mayor problema con que se encuentra la sociedad vasca que no es otro que la crisis económica.

 

En vez de adoptar una actitud de oposición frontal a todo lo que se moviera, el Partido Nacionalista Vasco optó por seguir haciendo lo que había hecho en toda su historia, trabajar para resolver los problemas de la ciudadanía.

 

Y es aquí donde quisiera repasar los hitos que este País, no el PNV, este País, ha conseguido en los últimos meses gracias a la propuesta presentada.

 

El gobierno Zapatero va a tener presupuestos el 2010 pese a la feroz batalla del partido popular y su política de tierra quemada.

Hemos dado un paso importantísimo para blindar el Concierto Económico. Sólo falta que la tramitación parlamentaria siga los pasos acordados. Digo esto porque no sería la primera vez que el gobierno central incumpla un acuerdo parlamentario logrado con el PNV.

 

Hemos conseguido que se cumpla el acuerdo de la Junta Arbitral para la devolución a la Hacienda Foral de Araba del IVA ingresado indebidamente en la Agencia Tributaria. IVA que no es recaudación exclusiva de Araba sino que debe ser repartido entre todas las Instituciones en aplicación de la Ley de Aportaciones.

 

Hemos conseguido la aprobación de unas importantes partidas presupuestarias para apoyar el I+D+i en la Comunidad Autónoma.

 

Hasta aquí dos comentarios al respecto.

 

El primero es que el gobierno vasco socialista ha estado desaparecido en los procesos negociadores. El segundo lo hago en referencia Partido Popular. Tiene una deuda pendiente con la sociedad vasca por su incapacidad de conseguir cuando menos la abstención de los suyos en el Congreso de los Diputados. El PP en el reino de España está en contra del blindaje del Concierto Económico.

 

El segundo ámbito de acuerdos logrados gracias a la oferta del Partido Nacionalista Vasco el pasado mes de julio lo podemos ver concretado  también en el entramado institucional de la Comunidad Autónoma.

El primer hito de estos frutos son los acuerdos adoptados en el Consejo Vasco de Finanzas del pasado 15 de octubre.

 

En este órgano pactamos el cálculo de la estimación de ingresos públicos para el 2010 de forma que sea el referente para que todos los ámbitos institucionales podamos concretar los presupuestos para un ejercicio realmente complicado.

 

Creo que es preciso recordar que este cálculo financiero no es el fruto de la ocurrencia de algún alquimista sino la consecuencia de un acuerdo previo para la adopción de una serie de medidas fiscales que soportan las previsiones de recaudación. Medidas fiscales cuya normativa acompaña a los proyectos de presupuestos forales y que serán aprobadas antes de fin de año. El acuerdo político entre el PNV, el PSE y Hamaika bat así lo garantiza.

 

En este momento de la intervención no me resisto a dejar pasar sin más un detalle importante y que expresa una gran contradicción en el oasis vasco pretendido por algunos.

 

El Partido Popular va a apoyar sin reparos el presupuesto del gobierno vasco socialista que se basa en una previsión de ingresos que a su vez está soportada en unas medidas fiscales a las que el propio PP va a votar en contra como un signo más de normalidad. Así son las cosas.

 

La propuesta de un acuerdo de estabilidad institucional se ha materializado asimismo en la garantía de posibilitar la aprobación de los presupuestos tanto en las diputaciones forales como en los ayuntamientos en que así sea necesario.

 

En el caso de Bizkaia quisiera añadir el acuerdo en el Consejo Territorial de Finanzas en materia de financiación municipal en orden a pactar la compensación necesaria en las liquidaciones de Udalkutxa.

 

Explicado someramente, este es el balance, al día de hoy, de la propuesta realizada por el PNV el mes de julio ante la sensación de desgobierno. Cada cual podrá sacar las conclusiones que considere procedentes pero creo que está claro cuáles son las prioridades de cada uno. Las nuestras poco tienen que ver con las ferias de las vanidades sino con levantar la persiana todas las mañanas para que este País siga funcionando.

 

Llegados a este punto, tenemos encima de la mesa, es decir, en pleno trámite parlamentario en las Juntas Generales de Bizkaia el proyecto de presupuestos generales de Bizkaia para el 2010.

 

Un presupuesto condicionado por la situación de crisis que también afecta gravemente a los recursos públicos pero que está sustentado en varios ejes prioritarios.

 

  1. Mantenimiento, con todas sus consecuencias, del gasto social. El 48% del presupuesto de gestión propia se destina al Departamento de Acción Social. El principio que inspira esta decisión no es otro que el convencimiento de que la crisis no la pueden pagar los de siempre, los más débiles.

 

2.- Mantenimiento de todas las inversiones que consideramos estratégicas para el presente y futuro de Bizkaia en diversos campos de actividad. Sin pretender ser exhaustivo, estas son algunas de las inversiones que van a continuar con el ritmo previsto de ejecución:

  • Accesos a Bilbao por San Mamés.

  • Culminación de la Variante Sur Metropolitana o Supersur.

  • Continuación del Plan de Ejes transversales a la A8 de forma que en el 2010 puedan salir a licitación pública la construcción del eje Mungia-Bermeo con el túnel del Sollube y la variante de Bermeo, el eje Amorebieta-Gernika con el túnel de Autzagane, la variante de Ermua, el eje Markina-Ondarroa, el eje Lebario-Elorrio y el eje Boroa-Lemoa.

  • Ampliación de carriles en la A-8.

  • Línea 3 del metro y soterramiento de Maidagan.

  • 5º coche en el metro.

  • Soterramiento de las vías de FEVE en Irala.

  • Palacio de deportes en Mirivilla.

  • Frontón de mano y trinquete.

  • Sede de todas las federaciones deportivas.

  • Plan Foral de vivienda.

  • Campus Tecnológico de la UPV en San Mamés.

  • Proyecto BISCAYTIK de la mano de Microsoft en materia de tecnologías de la comunicación y el conocimiento creando en Getxo un Centro Tecnológico y un Centro de empresas.

  • Construcción del nuevo campo de San Mamés.

  • Ampliación en discontinuidad del Guggenheim Bilbao en Urdaibai.

  • Ampliación del Palacio Euskalduna.

  • Centro de Inteligencia de Automoción en Amorebieta.

  • Plan de Gestión de Residuos con la construcción de la planta de compost y la planta de tratamiento mecánico biológico.

  • El banco de tierras para jóvenes agricultores.

  • Otras infraestructuras tanto sociales como industriales.

 

 

 

  1. Recorte de todas aquellas actuaciones que puedan esperar a tiempos mejores.

 

  1. Recurrir al endeudamiento con prudencia pero sin complejos.

 

  1. Dar ejemplo empezando por nuestra propia casa. Hemos adelgazado la estructura de la Diputación suprimiendo un Departamento y prorrogamos la congelación salarial de los altos cargos por segundo año consecutivo.

 

 

Estos son los ejes de la política presupuestaria y de gestión que la Diputación Foral de Bizkaia va a desarrollar en el próximo ejercicio.

Dicho todo esto, se impone una reflexión en profundidad, con realismo y sin demagogia sobre la sostenibilidad en el medio y largo plazo del gasto social.

 

En los presupuestos de la Diputación Foral de Bizkaia la evolución del peso del Departamento de Acción Social en los últimos años ha sido la siguiente. En el año 2003 el peso interno de Acción Social sobre el presupuesto de gestión propia era del  25,2 %. En el año 2010 será del 48% y en un ejercicio en el que el presupuesto total de gestión propia desciende sobre el año anterior en un 8%. En los años en que me ha correspondido ser Diputado General, desde el 2003 hasta la fecha, el presupuesto de Acción social ha crecido un 212 % mientras que la recaudación de tributos ha crecido en el mismo periodo, sin contar el endeudamiento, un 39,3% . Hemos hecho y estamos haciendo grandes esfuerzos para ser coherentes con el primer compromiso con que nos presentamos ante la ciudadanía de Bizkaia : LO PRIMERO SON LAS PERSONAS.

 

El crecimiento imparable de las necesidades y de las demandas en materia de servicios sociales nos obliga a plantear públicamente la imposibilidad de mantener en el futuro el actual nivel de prestaciones si no se toman medidas al respecto.

 

Antes de continuar quisiera dejar bien claro que mis propuestas no pasan en ningún caso por reducir o recortar el actual nivel de prestaciones sociales sino por garantizar en el futuro su sostenibilidad económica.

 

 

En los últimos tiempos y en la Comunidad Autónoma se han venido aprobando una serie de medidas legislativas en materia de servicios sociales que han generado una serie de derechos ciudadanos, que tienen un costo para las administraciones públicas pero que quienes las aprobaron no se pararon a pensar en cómo se iban a financiar. Aquello tan sencillo de esto cuánto vale y quien lo paga no fue tenido en cuenta. Alguien pensaba que los recursos públicos son ilimitados o quizá ni siquiera eso. Se trataba de aprobar medida tras medida como si fuera una partida al mus. Envido, envido más, diez más, órdago.

 

Es algo evidente que se han perdido dos grandes oportunidades para abordar de una manera seria y rigurosa la sostenibilidad del gasto social. La Ley vasca de Servicios Sociales reconoce derechos pero no explica cómo se van a financiar. La Ley de la Dependencia tiene la misma carencia con el agravante de que se aprobó con una clara intencionalidad electoral y de que aplicó el gran principio de la teoría económica de que yo invito y tu pagas.

 

También me gustaría dejar claro que tenemos sobrados motivos para estar convencidos de que en este País, en Euskadi, hemos sido y somos pioneros en materia de solidaridad, hasta tal punto que existe un efecto llamada en España porque nuestros sistemas de protección social son mucho mejores que los demás.

 

Este efecto llamada no es una bilbainada arrogante sino que está soportado por estudios de la propia Universidad del País Vasco y avalado por otros datos concretos :

  • Media del coste de  la ayuda a domicilio al mes. Euskadi 376 euros y España 213.

  • Índice de cobertura del servicio a mayores de 65 años. Euskadi 5,45%. España 4,69%.

  • Intensidad de prestación del servicio de ayuda a domicilio. Media de horas al mes. Euskadi 13,9. España 8,7.

  • Coste del centro de día. Euskadi 10.256 euros año. España 7.873.

  • Coste de plaza residencial. Euskadi 2113 euros mes. España 1.441.

  • Renta básica. Media mensual en Euskadi 640 euros. En España 418.

 

 

Creo que queda bien a las claras la diferencia de los esfuerzos económicos y la traslación a la calidad del servicio que se produce entre Euskadi y España. Algo habrán tenido que ver en ello las políticas públicas del Partido Nacionalista Vasco y algo tendrán que reflexionar quienes se llenan la boca todos los días diciendo que son de izquierdas pero que donde gobiernan hacen cosas diferentes. Los datos son concluyentes.

 

Para continuar con esta reflexión, me gustaría separar los dos principales ámbitos de los servicios sociales porque ambos deben tener planteamientos diferentes.

 

 Estos ámbitos no son otros que la lucha contra la exclusión social por un lado y el atender al reto de la dependencia y el envejecimiento poblacional por otro.

 

“Una persona no puede ganar más dinero sin trabajar que trabajando”

 

En primer lugar están todas aquellas actuaciones que van encaminadas a luchar contra la exclusión social. Esta amenaza y/o realidad está relacionada de una manera importante con la evolución de la economía. Una crisis económica como la actual que genera un importante aumento del paro, acarrea también una mayor necesidad de recursos públicos ordinarios para hacer frente a situaciones de desamparo en las que muchas personas se encuentran sin percibir ningún tipo de ingresos tras consumir las prestaciones por desempleo. Tanto la normativa como el aporte de recursos públicos los realiza el gobierno vasco y son las diputaciones quienes ejecutan los programas.

 

Llegados a este punto, me gustaría dejar meridianamente claro un principio. Una persona no puede ganar más dinero sin trabajar que trabajando. Una sociedad que permite lo anterior es una sociedad condenada a la esterilidad. Los recursos públicos destinados a la lucha contra la exclusión social no nos pueden llevar a una economía subsidiada. Se debe primar la inserción y no el subsidio.

Me van a permitir que exponga dos ejemplos teóricos pero que se pueden dar en ejecución de la normativa en vigor.

 

Un matrimonio con un hijo de 23 años que vive en casa. Los padres del marido, ya mayores y con un grado de dependencia, viven en su propia vivienda. El matrimonio se trae a los mayores a su residencia. El hijo se empadrona en casa de los abuelos y solicita la renta básica. Como vive con su novia, los abuelos alquilan el piso a la novia, por lo que ésta solicita el complemento de vivienda. Como el abuelo tiene un grado de dependencia, su hijo cobra entre 300 y 516 euros al mes. Esta operación supone que, sin cambiar la vida de nadie, ese grupo familiar ingresaría al mes entre 1.372 y 1.585 euros adicionales sin tener en cuenta las deducciones en el IRPF que obtendría el matrimonio.

 

Segundo supuesto. Uno de mis hijos se va a vivir, teóricamente, a la casa que era de mis padres con su novia. Como no tienen ingresos, cobrarían 822 euros por renta básica más 250 por complemento de vivienda porque yo le alquilo el piso a la novia de mi hijo. Total 1.072 euros sólo por mover unos papeles.

 

Coincidiremos todos en que esto no puede ser.

 

Lo malo y diabólico de un sistema que permite esta casuística es que las situaciones de fraude o de aprovechamiento de las prestaciones van en detrimento de las personas que efectivamente necesitan un apoyo público para poder seguir viviendo con unos mínimos de dignidad.

 

Quienes se aprovechan o incluso alardean de vivir del subsidio hasta cuando se despelotan en actitud reivindicativa, lo único que consiguen es aumentar una percepción social, por otro lado injusta, de que algunos viven a costa de los demás sin dar un palo al agua.

 

Si algo creo que es totalmente injusto y no ajustado a la realidad es que los perceptores de la renta básica son gente que vive desahogadamente y a costa de los demás. El hecho de que exista fraude a quienes más perjudica es a los que de verdad necesitan de la solidaridad del resto de la sociedad.

 

Una última consideración a este respecto. Es necesario separar tres grupos de perceptores. Las pensiones injustas e indignas, caso de las viudas y de quienes no hubieran cotizado lo suficiente, deben ser atendidas y corregidas desde el sistema general de pensiones.

 

 

 

 

Los presupuestos para atender la inserción laboral deben tener este fin, la inserción y no el acomodarse en el subsidio. La renta básica debe ser el último recurso para los casos excepcionales, que los hay, en que la vida ha golpeado con dureza y no hay más alternativas. Es cuestión de dignidad.

 

La atención a la dependencia y el envejecimiento es el otro gran ámbito que merece un análisis y reflexión seria y rigurosa.

 

A este respecto no hay ninguna novedad reseñable sino la necesidad de ser conscientes de que el aumento de la esperanza de vida, algo bueno en sí mismo, acarrea el aumento de los recursos públicos necesarios para seguir manteniendo el gran objetivo de la dignidad de vida de las personas.

 

En torno al 5% de las personas mayores de 65 años van a necesitar algún tipo de asistencia por lo que la evolución de los recursos necesarios para hacerlas frente va a ser creciente y serán difícilmente soportables desde los presupuestos ordinarios, salvo que nos dediquemos sólo a eso.

 

También es necesario destacar que la evolución de las necesidades futuras está en su mayor parte desvinculada de la evolución de la coyuntura económica en cada momento.

 

Desde la Diputación Foral de Bizkaia hicimos la pasada legislatura una propuesta de reflexión y acuerdo sobre esta materia a todos los grupos políticos que quedó en nada porque nadie nos aportó un papel para caminar juntos.

 

Pero también tengo que decir que no nos quedamos parados a la espera de los demás sino que seguimos avanzando. Plazas asistidas en residencias, centros de día y atención especializada al mundo de la discapacidad, con un amplio abanico de servicios prestados.

 

Un dato. En el periodo 2.003-2.010 el presupuesto sólo en personas mayores ha aumentado un 180%.

 

Desde la legitimidad que nos dan los datos de gestión, no los discursos vacíos, desde la certeza de que hemos avanzado una enormidad estos últimos 6 años, creemos firmemente que ha llegado el momento de tomarnos en serio el futuro cierto que se nos aproxima antes de que nos desborde por falta de previsión.

Por todo ello, estando absolutamente convencido de la bondad de las ideas fuerza que mueven nuestra acción de gobierno, SEMBRAR PARA RECOGER Y CREAR RIQUEZA PARA REPARTIRLA, creo que ha llegado el momento de plantear pública y claramente las siguientes PROPUESTAS :

 

  1. Creo que es absolutamente necesario y urgente abordar la tarea de un gran pacto político, institucional y social para garantizar la sostenibilidad económica en el corto, medio y largo plazo de las prestaciones sociales tanto en lo referente a la lucha contra la exclusión social como en la atención de la dependencia y el envejecimiento.

 

 

  1. Es fundamental huir de falsas demagogias y actitudes populistas. Creo que tanto las instituciones como las principales fuerzas políticas podemos compartir análisis y buscar acuerdos que perduren en el futuro.

 

  1. La lucha contra la exclusión social debe incluir la persecución del fraude existente y la corrección de las situaciones que permiten ganar más dinero sin trabajar que trabajando. Una economía subsidiada es la semilla de nuestra destrucción.

 

  1. En el ámbito de la lucha contra la exclusión social hay que tratar separadamente lo que debe ser atendido desde el sistema de pensiones, dignificando las carencias existentes, la inserción laboral y la renta básica como última alternativa de vida digna.

 

  1. Garantizar en el futuro la universalidad de las prestaciones en materia de dependencia y envejecimiento requiere el compromiso de solidaridad intergeneracional y de redistribución de rentas.

 

  1. Es necesaria la creación de un fondo al margen de los presupuestos ordinarios o complementario a los mismos que se nutra de nuevas y diferentes aportaciones.  Un fondo que sea gestionado desde las Instituciones Vascas y que su financiación debe provenir de los recursos obtenidos con la creación de  un nuevo impuesto, un recargo sobre los actuales o una nueva cotización. La actual estructura de los recursos públicos no va a ser capaz de dar respuesta a las necesidades y demandas sociales.

 

Estas propuestas las vamos a dirigir a todos los niveles institucionales y a todas las fuerzas políticas para intentar seguir construyendo un País solidario y sostenible.

 

Pero además es obligación de quienes tenemos responsabilidades públicas elevar la vista e intentar ver más allá del titular de prensa del día siguiente. La sostenibilidad económica del gasto social debe ser una prioridad en la acción de gobierno de todas las instituciones porque sencillamente nos jugamos el futuro de todo el sector público de este País.

A %d blogueros les gusta esto: