MARTIN GARITANO, DIPUTADO FORAL DE GIPUZKOA ANUNCIA SU PLAN: EL NO PLAN.

En gestión política el no tener un plan suelen decir que también es un modelo de gestión. Lo que ocurre es que el NO PLAN tiene daños colaterales en las empresas y también en los trabajadores. No olvidemos que  las empresas se componen de  empresarios y trabajadores.

Martin Garitano lo tiene claro. Y no se piense que ha esgrimido una sesuda argumentación para proponer el NO PLAN. No. Según Garitano los planes económicos en una época de crisis “no sirven para nada”, más exactamente ““no sirven para nada”. El “verdadero plan”, llegó a decir, “es el fortalecimiento del sector público”..

O sea las empresas privadas o las cooperativas  ya se pueden ir despidiendo  en Gipuzkoa de cualquier apoyo puesto que Garitano ha dicho que lo suyo, lo de Bildu,  es el sector público.

Hombre de paso no estaría de más que fuera desgranando qué han hecho para fortalecer el sector público si han disminuido el 45 % de las  inversiones públicas.

Pero una cosa es bien cierta.

Garitano ha sido consecuente con lo que BILDU,  con la aprobación de EA, ha propuesto su “ propuesta socioeconómica” en donde claramente no existe la empresa privada ( algo las cooperativas) , salvo en condiciones leoninas, , ni la sanidad pública a la par que en agricultura se apuesta por la soberanía alimentaria.

Es decir que “ Euskadi consuma lo que produce”.

Lo que realmente me sorprende es , no que Garitano, haya dicho lo que haya dicho, sino que la gente de EA, muchos de ellos en mundo cooperativo, empresarios, y trabajadores  asistan impasibles a la barbaridad apuntada por Garitano y nadie diga nada.

Que un plan no sirve para nada?.

Menos mal que Euskadi tuvo el  concierto económico   y a la existencia de planes adecuados para tratar de minimizar los efectos del tremendo desmantelamiento industrial de Bizkaia y de Euskadi .

Hubo planes económicas e industriales , si, . Pero no solo eso sino también un importante apuesta para el bienestar social para aquellas personas  más desfavorecidas.

Claro en  aquellos momentos Garitano debía estar ensimismado en otras actividades  por lo que  no se debió enterarse  que Euskadi avanzaba a golpe de planes y que  estaba cambiando hasta situarse en parámetros europeos. Claro pero para Garitano esto es un pequeño detalle en una situación en la  por entonces el PNV apostaba por el Guggenheim   como motor de cambio económico  de toda una ciudad hacia el sector servicios.

Pero una vez más Garitano no engaña. Ejecuta su  apuesta socioeconómica  sin importarle absolutamente la situación inminente de las industrias gipuzkoanas, ni el paro de la juventud, ni de nada.

En lugar de un gobernante actúa como un comisario político que ejecuta , caiga quien caiga,  su famosa propuesta socioeconomía. Si la del sector público ( sin invertir nada) y la de la soberanía alimentaria.

Esta claro que a  Garitano le va más  estar detrás de la pancarta que gobernar.

A %d blogueros les gusta esto: