¿A MONTORO SE LE VA LA “ PINZA”?

¿A MONTORO SE LE VA LA “ PINZA”?

 cristobal montoro[1]

Esta claro que cuando se asiste a un debate dialéctico,   cada uno echa mano de los argumentos que más le convengan con el objetivo de sacudirse de la presión, lograr un respiro y, de paso, salirse como se pueda del trance.

Lo que ocurre es que Montoro quería salir del trance matando dialécticamente y escogió el más débil y peregrino que  podía haber escogido y la vez exhibió una actitud chulesca y amenazante. Vamos de perdonavidas.

Vamos que a estas alturas de la película, Montoro, diga que en España no se da el caso Depardieu porque los actores y actrices no pagan impuestos, fue memorable.

Hablamos de Montoro , Ministro de Hacienda del PP a cuyo tesorero se le imputa haber sacado veintidós millones de euros para su buchaca personal. Entonces, ¿ cuanto ha recaudado el PP?

La persona cuyo partido al que pertenece  tiene en todas las autonomías  personas imputadas de todo  lo habido y por haber.

En definida, es Montoro ,  la persona que promulga un decreto que se sospecha fue para aflorar esos fondos  de dudosa procedencia.

Quizá al señor Montoro le hubiera venido bien ejercitarse algo más en la humildad franciscana y aceptar por una vez que en su partido han aparecido personas cuyo objetivo era el de buscar un enriquecimiento ilícito a la vez que distraían  de las arcas públicas ingentes cantidades de dinero hacia paraísos fiscales.

Vamos todo muy patriótico y solidario.

Y va este personaje no se le ocurre como vía argumental utilizar la amenaza para hacer callar la voz aun colectivo que repartió estopa al Gobierno español  en la entrega de los premios Goya.

Definitivamente el señor exhibe unos tics que creíamos eran de tiempos pasados.

Por lo visto a algunos les queda alguna pelusilla que le lleva a comportamientos autoritarios y que demuestran los valores y actuaciones que defiende .

 Así se entiende que en la actuación del el señor Montoro se le vea más  a gusto entre los banqueros y personas de similar estatus. Y así se entiende que adopte las medidas políticas tremendas sin que le tiemble el pulso.

¡ Como le va a temblar si para él, da la sensación que no  contamos!.

A %d blogueros les gusta esto: