GIPUZKOA- LA UNION EUROPEA ABRE UNA INVESTIGACION SOBRE CAMBIOS UNILATERALES DE BILDU EN PLAN DE RESIDUOS

LA COMISION EUROPEA ABRE UNA INVESTIGACION SOBRE LOS CAMBIOS UNILATERALES DE BILDU EN EL PLAN DE RESIDUOS DE GIPUZKOA

 union europeaEl Comisario Europeo de Medio Ambiente, el esloveno Janez Potocnik ha anunciado hoy en una respuesta parlamentaria remitida a la eurodiputada vasca Izaskun Bilbao Barandica, que la Comisión Europea va a abrir una investigación para determinar si las modificaciones unilaterales realizadas por Bildu en el plan de gestión de residuos de Gipuzkoa cumplen la normativa comunitaria. El comisario ha confirmado igualmente que la Diputación Gipuzcoana ha incumplido además la obligación de comunicar estos cambios al ejecutivo comuinitario y ha informado que el Banco Europeo de Inversiones, que iba a financiar la incineradora de Zubieta no tiene información alguna sobre el acuerdo alcanzado por el ente foral gipuzcoano para cancelar el contrato de construcción de la planta.

 El contundente pronunciamiento comunitario da respuesta  a las preguntas jeltzales mediante  las que se quería confirmar, en primera instancia, si el gobierno foral de Bildu había cumplido con la obligación recogida en la directiva 2008/98/CE sobre tratamiento de residuos de comunicar tanto los planes de gestión de residuos como cualquier cambio sustancial que se incorpore a los mismos una vez presentados. La comisión detalla en su respuesta que «no se ha notificado a la Comisión ninguna modificación sustancial del plan de gestión de residuos de Gipuzkoa para el período 2002-2016» y recuerda que tal comunicación es obligatoria. En efecto en el artículo 33 de citada normativa europea se detalla que «Los Estados miembros informarán a la Comisión de los planes de gestión de residuos y de los programas de prevención de residuos contemplados en los artículos 28 y 29, una vez adoptados, y de cualquier revisión sustancial de los planes y programas». La no comunicación supone ya un primer incumplimiento de la normativa europea.

 Los jeltzales querían además saber si la Comisión y el Banco Europeo de Inversiones, con quién se firmó un contrato para financiar la construcción de la incineradora de Zubieta disponían de alguna información sobre el acuerdo alcanzado por Bildu para cancelar la contrucción y que consecuencias económicas podía tener esta cancelación. La Comisión informa que en diciembre de 2012, la entonces nueva Diputación Foral de Gipuzkoa anunció la interrupción de las obras y de que en febrero de 2013, «la Diputación informó verbalmente al BEI de su intención de no seguir adelante con las inversiones y de negociar con las empresas constructoras la rescisión de los contratos de obra. El BEI no ha recibido ninguna comunicación del prestatario en cuanto al resultado de dichas negociaciones».

 En consecuencia la Comisión Europea anuncia que va a investigar «si las capacidades de eliminación y valorización de la provincia son suficientes para garantizar el cumplimiento del artículo 16 de la Directiva marco sobre residuos, relativo a la autosuficiencia, así como de su artículo 4, relativo a la jerarquía de residuos». El primero de los artículos citados establece condiciones para el traslado y movimiento de residuos entre territorios cuando no se dispone de todos los equipos para efectuar el tratamiento. El artículo cuarto detalla qué prioridad en el tratamiento debe aplicarse. La eliminación, la utilización de vertederos, es la última de las opciones que se contemplan en este listado y es precisamente la alternativa que el nuevo plan ofrece para sustituir a la planta de Zubieta de acuerdo con las explicaciones ofrecidas por el titular de la cartera ante las Juntas Generales. Las instituciones europeas se han pronunciado en numerosas ocasiones en esta dirección tanto en las directivas en vigor como en los documentos de anticipación de las futuras normativas comunitarias.

 La eurodiputada Izaskun Bilbao barandica ha destacado tras conocer la respuesta comunitaria que « Gipuzkoa debía comunicar a las instituciones europeas los cambios que ha hecho en el plan de residuos y no lo ha hecho. Tampoco ha comunicado al Banco Europeo de Inversiones los términos del acuerdo mediante el que ha cancelado el contrato de construcción de la incineradora. Ese es un primer y grave error. Nosotros creemos además que la investigación acreditará que el nuevo plan de residuos es peor que el anterior. La idea de los vertederos está fuera de las prioridades comunitarias. Además en el nuevo plan de Gipuzkoa no se explicita ni cuando estarán disponibles lo que plantea un problema con la basura que hay que tratar a día de hoy. La normativa europea obliga a comunicar y no se ha hecho, anima a consensuar y no se ha hecho y sería bueno empezar de una vez a hablar sobre este tema con intención de acordar y no de imponer».

A %d blogueros les gusta esto: