Una ley orgánica con “ensoñación independentista” por KOLDO SAN SEBASTIAN

Una ley orgánica con “ensoñación independentista”

foto miaKoldo San Sebastián

 La demanda del Gobierno vasco para que se cumpla en su integridad en Estatuto de Autonomía “de Gernika” (ley orgánica 3/1979) ha dado lugar a una catarata de reacciones contrarias por parte del “bloque unionista” (PSOE, PP y UPyD) que no dejan llamar la atención. A veces pienso que habría que explicar en las instituciones de la Unión Europea cuál esta la situación del autogobierno vasco y de los incumplimientos que le afectan y que generan tensiones que acaban como acaban (por ejemplo, en Cataluña).

La gestión del régimen económico no es una “ensoñación independentista” (que diría Carlos Urquijo), si no un derecho recogido en el Artículo 18.2.b del Estatuto de Gernika:En materia de Seguridad Social, corresponderá al País Vasco la gestión del régimen económico de la Seguridad Social. Lo menos que se puede exigir a los señores Urquijo y de Andrés es que se sepan estas cosas.

De Andrés habla de un déficit en el gasto de la Seguridad  Social en la Comunidad Autónoma del País Vasco de 1.753 millones (me imagino que anuales) con lo que el ejercicio de nuestro derecho “acarrearía la ruina para Euzkadi”. ¿Cómo ha calculado esa cifra?. Hay cosas un poco raras. ¿Cómo se explica que el déficit de la Seguridad Social española haya sido en 2014 de 3.426,91 millones y que, de esta cantidad, 1.753 correspondan a la CAPV?. Y eso que, según la Encuesta de Población Activa EPA), la tasa de paro vasca estaba 10 puntos por debajo de la media española. Yo soy de letras, pero, algo huele a podrido en Dinamarca.

La señora Mendia, secretaria general del PSE-PSOE-EE, habla de “cuentas de la vieja” cuando da su opinión sobre las declaraciones de Josu Erkoreka en torno al cumplimiento de ese ley orgánica. Hagamos “cuentas de la vieja”: el “gobierno del cambio” PSOE apoyado por el PP,  heredó una deuda de 1007 millones y la multiplicó por siete. Es decir, que se podría enjuagar el déficit de la Seguridad Social vasca durante cuatro o cinco años. También ha hablado Maneiro, pero, ¿qué va a decir?.

Pero, aceptemos que la mitad del déficit de la Seguridad Social española se genere en la Comunidad Autónoma Vasca (que es mucho aceptar), dado que la ley le concede en exclusiva la gestión del régimen económico y gracias al sistema de Concierto, se puede introducir tipos impositivos que cubran ese déficit e incluso las necesidades financieras de los dependientes sociales. Un amigo mío economista me decía que, gravando combustibles fósiles, tabaco, determinadas bebidas alcohólicas, el lujo y el juego entre 10 y 75 céntimos de euro se podrían recaudar unos 5.700 millones de euros anuales. Una cifra que hay que tomar con reparo, pero que tiene la misma validez que la del señor De Andrés.

Y aquí no se cuenta con que, en los próximos cinco años, la cifra de desempleo podría bajar de las dos cifras con lo que, seguramente, habría más gente contribuyendo al sistema de pensiones. ¿Y qué decir si, como sugiere “Abc”, se instaura un sistema de pensiones a la sueca.

Por otro lado, la ciudadanía española en general debería estar encantada de no tenar que estar todo el día pagando el “déficit” vasco. No dicen De Andrés, ni Mendía, ni Urquijo, ni Maneiro… que el vasco, desde siempre, ha cotizado más  y durante mucho más tiempo. Dato este que no es baladí. La media de cotización(sumando bases y tiempo) de un trabajador vasco casi triplica la media española.

Al final lo único que se pide es que se cumpla la ley, y cuando alguien lo exige y no es el señor Urquijo, está “poniendo en peligro las pensiones” en medio de la “ensoñación independentista”. Lo que deberían hacer los señores De Andrés, Urquijo, Maneiro o la señora Mendia es cumplir con el Estatuto (y respetarlo).

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: