UNION EUROPEA- ESPECIALIZACION Y CONCIENCIA SOCIAL CLAVES PARA MEJORAR EL EXITO DE INVESTIGACIONES SOBRE DESAPARECIDOS

 ESPECIALIZACION Y CONCIENCIA SOCIAL CLAVES PARA MEJORAR EL EXITO DE INVESTIGACIONES SOBRE DESAPARECIDOS

 La creación de unidades especializadas en desapariciones en los cuerpos de policía y una red europea que las agrupe y coordine, más visibilidad y conciencia social sobre este problema y una implicación honrada de la política para resolverlo son algunas de las conclusiones de las jornadas organizadas en el parlamento europeo por una docena de sus miembrospara encontrar una respuesta europea a esta problemática. Las conclusiones han tratado de recoger la experiencia y sugerencias tanto de asociaciones y entidades no gubernamentales implicadas en la atención de estos casos como víctimas y policías.

 Tras las ponencias los eurodiputados participantes en las jornadas se han comprometido a poner en la agenda política un problema que afectan a cerca de 10.000 personas al año en Europa y genera un dolor directo, evidente e inmediato: el que se deriva de la desaparición y una victimización secundaria. Los problemas legales y jurídicos a que hacen frente las familias de personas desaparecidas y en muchas ocasiones la incomprensión o desconocimiento que afecta a este sufrimiento añadido animan a los eurodiputados a recomendar más concienciación social, una atención multidisciplinar a las víctimas y entrenamiento especializado para quienes les atienden en primer lugar. El objetivo, humanizar ese primer contacto y aprender a dirigir a las víctimas a los servicios que pueden ayudarles en esos aspectos.

 Los eurodiputados han convenido igualmente que la respuesta aunque con plasmación local, regional y nacional, debe de ser europea, por la enorme incidencia de casos transfronterizos (25%), por la implicación en la atención de servicios públicos multinivel y por la incidencia en la casuística de delitos que implican a organizaciones criminales transnacionales.

 Entre las medidas preventivas a poner en marcha se ha destacado la necesidad de conocer mejor el fenómeno. Faltan más y mejores análisis sobre la problemática de las desapariciones en Europa, estadísticas homogéneas y programas de investigación estructurados. Igualmente se anima a reforzar la formación para los profesionales que en las tres fases, prevención, búsqueda y asistencia  tratan con las víctimas.

 Concienciación sobre la gravedad del problema, una política de cooperación con los medios centrada en evitar un tratamiento sensacionalista de estos sucesos y una adecuada financiación de las ONG-s que asisten a los familiares son factores que pueden reforzar la colaboración ciudadana para esclarecer desapariciones.

La prevención pasa igualmente por la formación e información a colectivos de riesgo, como jóvenes que participan en programas de movilidad laboral o de formación en Europa.  Igualmente se antoja decisivo un desarrollo de tecnologías específicas para investigación y prevención como dispositivos de geolocalización, aplicaciones de drones a las operaciones de búsqueda y desarrollos tecnológicos que pueden ser especialmente útiles para colectivos como pacientes con enfermedades degenerativas.

 En las fases de investigación y resolución, además de la comentada creación de unidades especializadas y su coordinación a nivel europeo se aboga por una mejora radical de la coordinación con mejor y más rápida circulación y acceso a datos de personas desaparecidas. Compartir buenas prácticas es un método seguro para y mejorar y homogeneizar los protocolos de investigación y atención a las víctimas.

 Los reunidos han solicitado a las autoridades policiales una actuación más proactiva en las investigaciones por desaparición en los primeros momentos de la misma. Y poner en valor y considerar socios en las investigaciones a organizaciones que trabajan son personas en situación o riesgo de exclusión social. Muchos hallazgos de personas desaparecidas se producen en establecimientos o servicios que regentan este tipo de organizaciones. Finalmente se apuesta acentuar la investigación y represión sobre las redes de tráfico de seres humanos en todas sus vertientes y de delitos específicos como al tráfico de órganos y controlar la adecuada transposición y cumplimiento de la directiva 2012/29  sobre víctimas de delitos. En este caso el control debe extremarse sobre las previsiones referidas al acceso de las víctimas a los procesos penales en todos los estados de la unión, traducciones, orientación sobre los servicios de asistencia disponibles y accesibles y asistencia económica.

 Estas conclusiones son provisionales. Tras las jornadas el texto que las contiene será enviado a ponentes y participantes para recoger aportaciones y elaborar un  documento definitivo. Los eurodpiputadios se comprometen a poner este tema en la agenda del parlamento y elaborar iniciativas de impulso y control, basadas en esta hoja de ruta.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: