EL PNV RECUERDA QUE LA LUCHA CONTRA LA BRECHA SALARIAL COMIENZA EN CASA

logo PNVEL PNV RECUERDA QUE LA LUCHA CONTRA LA BRECHA SALARIAL COMIENZA EN CASA

La vicepresidenta del grupo ALDE en el Parlamento Europeo ha abogado hoy en un  debate sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres por empezar a luchar contra esta consecuencia de la desigualdad mejorando la conciliación y la corresponsabilidad en cada hogar y por asignar responsabilidades en empresas y sector público por mérito y capacidad sin que el género penalice. Resolver estos problemas “que empiezan por las actitudes personales de todos y cada uno de nosotros”, es el primer paso para combatir esta lacra ha dicho.

La Euro Cámara ha escuchado esta tarde una comunicación de la Comisión y el Consejo Europeos sobre las medidas a implementar para avanzar en la eliminación de estas diferencias retributivas. Para incidir en la necesidad de progresar en las actitudes personales la eurodiputada vasca ha lamentado que en el debate solo hayan intervenido cuatro hombres y uno de ellos “lo haya hecho para insultarnos”, en referencia a la intervención de un diputado que ha justificado la existencia de estas diferencias retributivas.

Frente a la reiteración de estadísticas y la minuciosa descripción del problema Izaskun Bilbao Barandica ha renunciado a “repetir aquí otro aluvión de estadísticas porque tenemos perfectamente medida la dimensión de este problema. Prefiero, próxima ya la celebración del día de la mujer trabajadora, insistir en un cambio de perspectiva sobre la brecha salarial y el trabajo femenino”.

La eurodiputada vasca ha insistido en la idea ya expresada en intervenciones anteriores de que la desigualdad perjudica la productividad y competitividad de la economía y que eliminarla ofrece una ventaja objetiva frente a los competidores globales de la Unión Europea que no se plantean políticas activas para incorporar a las mujeres al mercado de trabajo. Por ello ha enfatizado que “la expresión en euros de la brecha salarial es solo parte de la factura que pagamos por no aprovechar al máximo el talento y las capacidades que despreciamos por culpa de la desigualdad”.

Para eliminar estas diferencias retributivas Izaskun Bilbao Barandica ha recordado que son consecuencia de la desigualdad y ha enumerado algunas medidas como “propiciar la conciliación y la corresponsabilidad” que comienzan “en cada hogar”. Ha defendido además que con este primer paso recorrido sería más fácil “asignar responsabilidades sobre la base del mérito y la capacidad, sin que el género penalice”.

“Mientras no solucionemos estos problemas, que empiezan por las actitudes personales de todos y cada uno de nosotros,  ha concluido, las mujeres trabajemos menos horas y en peores empleos, nos pagarán menos por cada hora trabajada y tendremos menores tasas de empleo  y retiros más bajos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: