PRENTSA DOSSIERRA-DOSSIER DE PRENSA

Titularrak:

EUSKADI

CATALUNYA

EKONOMIA-ENPRESA-ENPLEGUA

HERRIALDEAK

Esaldiak:

  • EL PROBLEMA POLÍTICO PERSISTE Y NECESITA SOLUCIONES POLÍTICASKoldo Mediavilla: Ha llegado el momento de poner fin a las políticas de excepción contra Catalunya, que nunca hemos compartido y a las que siempre nos hemos opuesto. Nos referimos al levantamiento, cuanto antes, del artículo 155. Instamos al Gobierno del Estado español a que abra un proceso de diálogo con las instituciones catalanas resultantes de este proceso electoral. Frente a quienes pensaban que el 21 de diciembre el nacionalismo catalán iba a quedar sepultado bajo la Constitución y el 155, la realidad ha sido bien distinta. Una mayoría de casi 2,4 millones de catalanes y catalanas quieren decidir su futuro político libre y democráticamente.

  • LA CLASE POLÍTICA TIENE QUE BUSCAR SOLUCIONES PARA QUE LA SOCIEDAD CATALANA ENCUENTRE UN MARCO POLÍTICO Y JURÍDICO SATISFACTORIOKoldo Mediavilla: Una mayoría de casi 2,4 millones de catalanes y catalanas quieren decidir su futuro político libre y democráticamente. Parece claro que el sentimiento nacional catalán reclama su reconocimiento. Así mismo 2,2 millones de catalanes y catalanas han optado por opciones no independentistas. Esta es la foto con la que la clase política de Catalunya, pero sobre todo la española, tiene que buscar soluciones para que la sociedad catalana encuentre un marco político y jurídico satisfactorio.

  • CATALUNYA NECESITA “ACTITUDES NUEVAS Y PROPUESTAS POLÍTICAS NUEVAS”Koldo Mediavilla: Queda demostrado que ni el 155, ni la disolución del Parlament, ni la destitución del Govern, ni los enjuiciamientos, ni las acciones policiales, ni forzar el normal funcionamiento de las instituciones son soluciones válidas. Se necesitan “actitudes nuevas y propuestas políticas nuevas”. Catalunya ha expresado nítidamente su pluralidad. Esperamos que las formaciones políticas del Estado español sepan reconocerla, respetarla y atenderla. Es hora ya de hacer política con mayúsculas. De hacer frente a los problemas y tratar de resolverlos. No de esquivarlos o negarlos. Y mucho menos de pretender zanjarlos mediante medidas excepcionales o de fuerza que hoy, más que nunca, se han demostrado ineficaces y perniciosas para la convivencia y la democracia.

  • EL ESTADO ESPAÑOL TIENE QUE RECONOCER QUE EN CATALUNYA EXISTE UN “PROBLEMA POLÍTICO” QUE NECESITA SOLUCIONES POLÍTICAS Y NO JUDICIALESEl lehendakari, Iñigo Urkullu, ha afirmado hoy que el resultado de las elecciones catalanas muestran la necesidad de que el Estado español reconozca que existe un “problema político” que necesita soluciones políticas y no judiciales. Ha asegurado que la “altísima” participación registrada ha ratificado una “realidad” que se viene repitiendo en tres elecciones consecutivas desde 2012 y ha apelado al “realismo” y a reconocer que existen diversos sentimientos de identidad y de pertenencia en Cataluña, y que por lo tanto es necesario el diálogo para poder acordar.

  • UN PROBLEMA POLÍTICO REQUIERE UN DIÁLOGO PARA UNA SOLUCIÓN TAMBIÉN POLÍTICAXabier Lapitz: Quien pensó que el 155, la convocatoria electoral a cargo de Rajoy, la represión del referéndum del 1-O, los encarcelamientos o las absurdas prohibiciones de las Juntas Electorales iba a doblegar al grueso del independentismo, se ha equivocado. Miren los votos, léanlos con sinceridad y admitan de una vez por todas que un problema político requiere un diálogo para una solución también política.

A %d blogueros les gusta esto: