PRENTSA DOSSIERRA-DOSSIER DE PRENSA

Sin título-1

Titularrak:

EUSKADI

CATALUNYA

ESTATUA

Esaldiak:

  • IMPONER ES QUE LOS UNIONISTA NO CAMBIEN LAS LEYES PARA TENER EN CUENTA LAS DEMANDAS DE POR LO MENOS EL 50% DE CATALANES Y VASCOS QUE NOS SENTIMOS DE UNA NACIÓN DIFERENCIADA. Aitor Esteban ha recordado que fue precisamente Felipe VI el que “dio el aldabonazo para la aplicación del artículo 155 de la Constitución” con un discurso televisado en el que, entre otras cosas, hablaba de “inaceptable intento de apropiación de las instituciones históricas de Catalunya”. Por eso ahora, dos meses después de aquellas palabras y habiéndose producido unas elecciones el pasado 21 de diciembre, el portavoz jeltzale ha preguntado “dónde está ahora ese inaceptable intento de apropiación cuando lo cierto es que la mayoría la conforman de nuevo aquellos partidos que estaban en las instituciones históricas de Catalunya”. Del mismo modo, Esteban ha considerado que el discurso de Felipe VI “sonó más a advertencia que a diálogo. A advertencia en el cumplimiento de la ley, pero sin mover una coma. Ese es el gran problema: si verdaderamente se resepeta la voluntad popular, en Catalunya y en Euskadi hay un número nada desdeñable de personas que sienten que son una nación diferenciada, y una vez más eso se ha obviado”.

  • ADVERTENCIA A CUMPLIR UNA LA LEY QUE NO CONTEMPLA LA PLURALIDAD Y DIVERSIDAD EXISTENTE EN EUSKADI Y CATALUNYA, UNA LEY QUE NO SE MUEVE NI UNA COMAAitor Esteban, ha lamentado hoy que el Rey Felipe VI ignorase, en su mensaje de Navidad, las realidades nacionales exixtentes en el Estado. Ha criticado que “el Rey no se sale de las manifestaciones genéricas de pluralidad y diversidad cuando el problema que existe en el Estado, que ha supuesto la mayor expresión de la crisis institucional en la que está sumido desde hace años, son las realidades nacionales de Euskadi y Catalunya. El discurso de Felipe VI “sonó más a advertencia que a diálogo. A advertencia en el cumplimiento de la ley, pero sin mover una coma. Ese es el gran problema: si verdaderamente se resepeta la voluntad popular, en Catalunya y en Euskadi hay un número nada desdeñable de personas que sienten que son una nación diferenciada, y una vez más eso se ha obviado”.

A %d blogueros les gusta esto: