PRENTSA DOSSIERRA

Sin título-1

Titularrak:

EUSKADI

HEZKUNTZA-EUSKARA-KULTURA

IRITZI ARTIKULOAK

ELKARRISKETAK

CATALUNYA

ESTATUA

EKONOMIA-ENPRESA-ENPLEGUA

HERRIALDEAK

Esaldiak:

  • EL DIÁLOGO ES, MÁS EXIGENTE QUE LA CONFRONTACIÓNDaniel Innerarity: La apelación al diálogo suscitará en algunos el miedo a que se empobrezca el pluralismo y haya quien se aproveche de la ventaja que le proporcionan los marcos vigentes; para otros implica el abandono de esa cómoda situación en la que no hace falta hablar porque basta con imponer, mientras se recitan los lugares comunes manoseados. El diálogo es, en cualquier caso, más exigente que la confrontación porque obliga a elaborar conceptos más sofisticados y ofrecer argumentos donde antes bastaba con una declaración de principios. La principal de sus exigencias es la aceptación a entrar en un espacio de indeterminación. No hay verdadero diálogo donde los marcos y procedimientos predeterminan el resultado de la negociación, cuando las reglas del juego (los jueces, los tribunales o las mayorías propias del ámbito de decisión que se considera apropiado) dan sistemáticamente la razón a unos.

  • EN UNA SOCIEDAD DEMOCRÁTICA LA SUPERVIVENCIA PROPIA NO SE ASEGURA CON LA DESTRUCCIÓN DEL ADVERSARIO SINO A TRAVÉS DEL RECONOCIMIENTODaniel Innerarity: Nunca es tarde para desmontar esa alianza de los neuróticos que, entre otras cosas, nos hace muchas veces actuar con torpeza. Deberíamos ser capaces de identificar el momento oportuno para que los sujetos que temen su mutua destrucción exploren formas practicables de ganancia compartida, fórmulas de reconocimiento, reciprocidad y auto-limitaciones mutuas. En una sociedad democrática la supervivencia propia no se asegura con la destrucción del adversario (es decir, con el sometimiento o la negación de la diferencia) sino a través del reconocimiento. Puede que a los neuróticos la perspectiva de un acuerdo les parezca muy lejana o incluso imposible. En cualquier caso, lo más aconsejable es que los actores vayan posicionándose en esta perspectiva. La cuestión no es si habrá pacto o no, sino cómo prepararse para un juego que perderá quien aparezca como el culpable de no ­haberlo alcanzado.

  • LAS CONVICCIONES IDEOLÓGICAS SON TOZUDAS Y VUELVEN A PONERLES DE LOS NERVIOSPablo Muñoz: Tejer acuerdos entre formaciones políticas siempre ha sido complicado y más aún cuando se tocan realidades que se pretenden inalterables. Los que se oponen a cualquier intento de modificar la estructura monolítica del Estado se creían blindados después de haber dedicado aquel portazo inclemente al lehendakari Ibarretxe en 2005 y después de arrasar con el artículo 155 las decisiones del Parlament de Catalunya. Sin embargo, las convicciones ideológicas son tozudas y vuelven a ponerles de los nervios.

  • LA MEMORIA SE ESTÁ IMPONIENDO AL OLVIDO, DE LA MISMA FORMA QUE LA PAZ SE HA IMPUESTO AL TERRORJokin Bildarratz: En estos tiempos tardíos en los que ETA acaba de declarar formalmente su desaparición y disolución definitiva, parece que vamos a asistir a una pugna en torno al “relato” o la narración de lo que ocurrió. Hay quien en el marco de ese debate está pretendiendo hacer su particular aplicación del “derecho al olvido” y trata de apelar al futuro aplicando una amnesia quirúrgica del pasado. No va a resultar sencillo porque la actividad de la organización armada nada ha tenido de honorable y está muy extendido el compromiso social con las víctimas que padecieron durante años la criminal persecución del terror. La memoria se está imponiendo al olvido, de la misma forma que la paz se ha impuesto al terror.

  • TODAVÍA HAY QUIEN NO ES CAPAZ DE RECONOCER QUE EL DAÑO GENERADO FUE TREMENDAMENTE INJUSTOJokin Bildarratz: Hay muchas personas que han trabajado con la mirada puesta en el futuro sin perder de vista el retrovisor para poder saber y conocer lo que ha pasado y para poder acompañar a todas las víctimas que se han producido durante estos años. El relato de lo ocurrido necesita de la memoria de lo vivido porque el sufrimiento ha sido doloroso y todavía lo sigue siendo. EAJ/PNV decidió acudir a Kanbo para rubricar el punto final definitivo a una realidad que nunca debió existir, que no ha generado más que sufrimiento, que ha evidenciado que nadie ha ganado nada y en la que solo hemos cosechado sufrimiento y dolor. El problema es que todavía hay quien no es capaz de reconocer que el daño generado fue tremendamente injusto.

  • EL CONFLICTO ISRAEL-PALESTINO ES HOY DÍA UN PROBLEMA COLONIAL Y NO UNA CUESTIÓN RELIGIOSAJuanjo Álvarez: Este lunes 14 de mayo Israel celebra su 70 aniversario como Estado y EE.UU. abre su embajada en Jerusalén (una provocación injusta y de repercusiones todavía no evaluable). Perpetuar, enquistar o enconar un conflicto es siempre mucho más fácil que tratar de resolverlo. Para lo primero basta la fuerza bruta;para lo segundo hace falta negociar, respetarse, reconocerse recíprocamente y asumir que con maximalismos maniqueos nunca se logrará la paz.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: