EAJ-PNV SEÑALA EL CERTIFICADO VERDE COMO LA ALTERNATIVA EUROPEA AL ULTRACONTROL QUE ACABA CON LA INTIMIDAD

logo PNV

La Eurodiputada de EAJ-PNV Izaskun Bilbao Barandica ha informado hoy que su formación política apoyará en el Parlamento Europeo la propuesta comunitaria de poner en marcha un certificado verde que favorezca una movilidad segura y no discriminatoria en la Unión en los próximos meses. Los jeltzales creen que la propuesta europea facilita el farragoso proceso que hoy debe afrontar una persona viajera en la Unión para certificar que se mueve libre de carga viral porque certifica de manera digital, segura y reconocida por todos los estados miembros tres circunstancias críticas a efectos epidemiológicos, que la persona ha superado la enfermedad, que está vacunada o que ha superado una prueba diagnóstica que certifica que no padece en ese momento el coronavirus. “Esta es la alternativa europea frente al ultra-control invasivo que permite conocer la movilidad y seguir cada contacto, pero acaba con el derecho a la intimidad y no cumple con nuestros estándares de protección de datos”.

El Parlamento Europeo ha debatido esta tarde los detalles de esta propuesta de certificado verde que pretende establecer un dispositivo digital único y reconocido en todos los estados miembros con datos sobre su situación epidemiológica. la base de la propuesta es la coordinación y la interoperabilidad. Los certificados serán gratuitos, funcionarán en una aplicación legible y reconocible en todos los estados miembros y no suponen imponer requisitos previos distintos a los que ya se exigen hoy para viajar, especialmente el de haber recibido ya la vacuna.  A mediados de abril, si se cumplen los plazos, estará ya disponible esta propuesta que también se ocupará de no discriminar a las personas con más dificultades de acceso a las nuevas tecnologías. De hecho la propuesta incluye una versión en papel del certificado verde, que incluirá un código QR para facilitar su lectura y contraste,  así como otro en formato plenamente digital. La propuesta incorpora medidas de apoyo financiero, técnico y científico para propiciar que las plataformas de los estados miembros que se utilicen para leer este certificado sean plenamente operativas e interoperables.

Izaskun Bilbao Barandica ha destacado esta tarde que “recuperar progresivamente la movilidad, la libre circulación de personas y bienes es una de las claves para que comience la recuperación. Por eso apoyamos un certificado europeo, digital, gratuito, reconocido en toda la unión y no discriminatorio para contribuir a este objetivo”. Frente a quienes temen que la puesta en marcha de este recurso suponga una causa de discriminación, la eurodiputada vasca ha recordado que “hoy moverse en la Unión obliga a certificar que la persona que viaja está libre de carga viral. Hay que viajar provisto de certificados de todo tipo, que hay que conseguir en determinados idiomas para que sean reconocidos.  Este certificado simplifica este proceso, lo hace más cómodo, barato y accesible para todos.  Accesible significa que tenga en cuenta también a quienes acceden con más dificultad a las herramientas digitales o padecen alguna discapacidad”.  Los jeltzales cAyuda a estandarizar las condiciones de acceso y los controles sobre la movilidad. En consecuencia, ni añade requisitos a los que se exigen ahora, ni introduce ninguna discriminación”.

Los jeltzales saludan igualmente que este dispositivo incorpore solo tres datos básicos de salud y ninguna otra consideración que pueda afectar a la privacidad y que la herramienta que se está desarrollando incorpore garantías técnicas de que los datos personales de los viajeros no podrán transferirse ni almacenarse en los sistemas sanitarios de los estados que controlen la situación de los viajeros mediante este dispositivo. “En el certificado figurarán datos sobre pruebas diagnósticas y vacunación. Se consignará igualmente si el titular superó la enfermedad. Será válido en toda la unión, incluirá solo estos datos y será plenamente respetuoso con el exigente estándar europeo de protección de datos. Apoyemos en todos los estados esta herramienta que va a contribuir a un verano más seguro. Un verano que puede y debe acabar con las medidas unilaterales. Un verano que debe ofrecer esperanza y futuro a las regiones más golpeadas por la crisis y aliviar la fatiga pandémica que nos afecta a todos”.

Finalmente la Eurodiputada vasca ha querido romper una lanza por el modelo europeo de libertades y privacidad. La representante jeltzale ha recordado que en Europa se dispone de tecnología y recursos para aplicar medidas de control masivo e exhaustivo de movilidad y contactos que se utilizan en otras regiones del mundo para controlar la expansión del virus. “Por ejemplo, ha dicho, aquí algunos elogian el modelo chino de rastreo y seguimiento, pero evitan recordar que se basa en el principio de que los datos no son de las personas sino del estado y que éste tiene plenos poderes para, utilizándolos, controlar hasta los más nimios aspectos de la vida de las personas.  Todos sabemos que ese tipo de control facilita extraordinariamente los rastreos. También que no hace falta ninguna innovación tecnológica impactante para practicarlos. Con los dispositivos que el 90% de nosotros llevamos en el bolsillo hoy, aquí y ahora, es perfectamente posible clonar el sistema chino de seguimiento y control de los contactos interpersonales y la movilidad. Pero deberíamos admitir, con la misma deportividad, que no estamos dispuestos a que nos lo apliquen. Este certificado verde es el modelo europeo frente al ultra-control invasivo que permite seguir la movilidad y los contactos, pero invade la privacidad y no cumple con nuestros estándares de protección de datos”.

A %d blogueros les gusta esto: