LA COMISION DE PESCA RECLAMA QUE MAR Y GRANJAS INTEGREN UNIDOS LA ESTRATEGIA EUROPEA PARA UNA ALIMENTACION SOSTENIBLE

La inclusión de los productos de la pesca y acuicultura en la denominación de la estrategia europea para propiciar un sistema sostenible de producción y distribución de alimentos es la petición con la que la Comisión de pesca del Parlamento Europeo resume su insatisfacción ante los contenidos de la iniciativa “De la granja a la mesa”. De aprobarse esta iniciativa este plan comunitario pasaría a denominarse “Del mar y la granja a la mesa” e incorporaría aportaciones relacionadas con la calidad de las proteínas del mar, los métodos más sostenibles para obtenerlas y procesos de trazabilidad y etiquetado que garanticen su origen y calidad a los consumidores.

La Comisión de pesca del Parlamento Europeo ha aprobado hoy un informe del que es ponente la eurodiputada vasca Izaskun Bilbao Barandica, en el que se han incorporado 20 grandes acuerdos (compromisos) alcanzados por las principales fuerzas del euro parlamento. Este informe formará parte de los materiales que deberá analizar las Comisiones de Medio Ambiente y Desarrollo Regional para elaborar el informe final sobre esta estrategia alimentaria.

La mayoría de los integrantes de la comisión de Pesca del Parlamento Europeo lamentan que el sector pesquero, siendo parte fundamental de la cadena de producción de alimentos en la Unión Europea, este “desaparecida” de la estrategia “De la Granja a la mesa” y reclaman que la misma, si quiere ser integral, cambie de nombre y pase a denominarse “Del mar y la granja a la mesa”.  Esta propuesta resume un malestar muy profundo de todo el sector pesquero con la propuesta inicial de la Comisión que se concreta en otras 19 aportaciones en las que los grandes grupos están de acuerdo y que previsiblemente acabarán en el informe final.

Entre las cuestiones que se reclaman están la necesidad de poner en marcha un sistema efectivo de trazabilidad de las capturas y producciones de la acuicultura que garantice la información que reciben los consumidores sobre el origen del pescado que consumen. A este positivo efecto de la trazabilidad sobre la cadena de distribución alimentaria se suma su capacidad para constituirse en una herramienta eficaz contra la pesca ilegal, no declarada u no reglamentada.

Los compromisos incluyen igualmente propuestas para establecer mecanismos de control que garanticen que todo el pescado que se venda en el mercado europeo haya sido capturado y transformado en las condiciones de sostenibilidad ambiental y social que exige la legislación comunitaria. Entre ellas figuran por ejemplo la elaboración de listas de bienes producidas gracias al trabajo infantil o esclavo. La lista sería una herramienta para detectar y denunciar flotas no cumplidoras y países terceros en los que se permita o propicie este tipo de explotación y vetar su entrada en el mercado europeo.

El informe aboga además por el establecimiento de un marco que regule las normas europeas sobre etiquetas de productos alimenticios adaptándolas a los principios del “pacto verde europeo”.  La Comisión de pesca subraya igualmente la importancia de las proteínas del mar para seguir una dieta sana y equilibrada, su menor huella de carbono en comparación con la de las proteínas producidas en tierra o los esfuerzos realizados por el sector pesquero para reducir sus emisiones en la última década y para incorporar técnicas de ‘pesca más sostenibles.

Otro de los aspectos clave de estas aportaciones es la participación de las organizaciones profesionales del sector en el diseño y ejecución de esta estrategia “Del mar y la granja a la mesa”. La Comisión de pesca recuerda que no hay nadie más interesado en hacer de la pesca una actividad sostenible que los propios pescadores y que es imprescindible que mejoren su posición en la cadena de valor.  Los diputados creen que así, este punto de vista punto de vista ganará enteros en la organización y funcionamiento de la cadena de producción y suministro de proteínas del mar. El informe que la comisión de Pesca remitirá a la de Agricultura lamenta que no se considere a los pescadores como “guardianes del mar” mientras se subraye que agricultores y ganaderos son “guardianes de la tierra”. Finalmente aboga por que las organizaciones de las flotas artesanales y a pequeña escala como las cofradías de pescadores, sean tratadas en pie de igualdad con otras organizaciones de productores en las normas comunitarias y reciban ayudas europeas.

La eurodiputada vasca Izaskun Bilbao Barandica, ponente de este informe ha celebrado esta tarde el resultado de las votaciones.  “Hoy desde la Comisión de pesca hemos exigido que el sector pesquero sea reconocido como parte fundamental de la estrategia europea para que nuestro sistema de producción y distribución de alimentos sea más sostenible. Queremos que esta estrategia se llame “Del mar y de la Granja a la mesa” porque los pescadores son “guardianes y protectores del mar” como se reconoce que granjeros y ganaderos son “guardianes de la tierra”. El mar produce proteínas de alto valor y calidad. Una estrategia alimentaria europea coherente debe reconocer esta realidad y apoyar y potenciar la sostenibilidad y la participación de los profesionales de la pesca y la acuicultura en las cadenas de valor. Los profesionales del sector son los primeros interesados en que su actividad sea sostenible y merecen que se reconozca socialmente el esfuerzo que hacen para conseguirlo. Proteger y apoyar sus puntos de vista y garantizar a los consumidores que lo que llega a su mesa es fruto de ese empeño es una garantía para la estrategia europea de producción alimentaria.”

ENTREVISTA CON LA PONENTE DEL INFORME EN LA WEB DEL PARLAMENTO EUROPEO

A %d blogueros les gusta esto: